Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los 4 problemas legales más comunes en empresas

Cualquier empresario quiere mantenerse lejos de los problemas legales y los tribunales. Es por eso que en este artículo vamos a hablar de los 4 problemas legales más comunes que se suelen dar en empresas para intentar evitarlos. Durante la ejecución de cualquier actividad empresarial, independientemente de la tipología, puede darse el caso de que un cliente esté inconforme con el servicio recibido o el producto que ha comprado.

Cualquier empresario quiere mantenerse lejos de los problemas legales y los tribunales. Es por eso que en este artículo vamos a hablar de los 4 problemas legales más comunes que se suelen dar en empresas para intentar evitarlos.

  • Reclamaciones y demandas de clientes

Durante la ejecución de cualquier actividad empresarial, independientemente de la tipología, puede darse el caso de que un cliente esté inconforme con el servicio recibido o el producto que ha comprado.

Para intentar evitar esta cuestión es fundamental blindar la relación comercial a través de un contrato. Porque en el caso de darse problemas con el cliente se puede acudir al contrato para tener claras las obligaciones como empresa y también el cliente podrá saber los derechos de los que dispone. Sin un contrato comercial de por medio puede ser más complicado llegar a un acuerdo o conocer los derechos y obligaciones de cada parte.

No obstante, en muchos casos a pesar de no tener razón el cliente y haber un contrato de por medio puede que quieran ir más allá para conseguir la devolución del importe o incluso para dar por finalizado el contrato antes de tiempo. En ese caso te recomendamos intentar llegar a un acuerdo con ellos o derivar el caso al departamento jurídico o ponerlo en manos de tu abogado.

  • Problemas legales con trabajadores

Otro foco importante de problemas legales en las empresas tiene que ver con los trabajadores. Muchos empleados cuando llega el momento de dejar de formar parte de la compañía no están satisfechos con las formas o la compensación recibida y es entonces cuando se suelen producir la mayoría de problemas.

La mejor solución respecto a este tipo de problemas es la prevención y por eso lo mejor es contar con un asesor laboral. “Un asesor laboral es el profesional que se encarga de asesorar a las empresas en temas de legislación laboral y se encarga de diferentes funciones como las que vamos a detallar a continuación. El asesor laboral se encarga de planificar y evaluar costes salariales de un puesto antes de la contratación. También elabora y redacta los contratos de trabajo, las prórrogas, nóminas o formaliza los despidos. Representa al cliente ante inspecciones de la autoridad laboral, elabora los certificados de retenciones de IRPF y tramita las aperturas de centros de trabajo”, explican desde Trámites Fáciles Santander, asesoría laboral en Santander.

  • Multas fiscales

Otra cuestión que hay que evitar son las multas fiscales y es que seguro que no querrás tener problemas con Hacienda. La mayoría de problemas con el fisco se suelen debes a errores en la presentación de impuestos, no cumplir con las obligaciones fiscales o no presentar la documentación solicitada por el gobierno.

Para evitar estos problemas que pueden suponer grandes multas económicas no hay mejor solución que contar con un contador profesional para que se encargue de realizar en base al conocimiento de la contabilidad de la empresa.

  • Problemas relacionados con el uso de marcas registradas

Y finalizamos este artículo con otro problema legal mucho más común de lo que se piensa. Se corresponde con problemas relacionados con el uso de marcas registradas y nombres comerciales.

Por si no lo sabes, se considera que una marca al conjunto de varios identificadores con los que se relaciona y ofrece un producto o servicio en el mercado, unos identificadores que permiten la diferenciación de la competencia. Pues si no quieres tener problemas legales tienes que comprobar antes de la creación de tu empresa que no haya una marca registrada con el nombre que tienes en mente. Así como nunca está de más registrar la marca en la Oficina Española de Patentes y Marcas. Así nadie en el futuro podrá utilizar tu nombre o marca y tú estarás respaldado como empresa.

Los problemas con las marcas suelen ser los más comunes, pero también se suelen dar con las patentes. Una patente es el registro que se realiza de invenciones con aplicaciones industriales. Y para evitar problemas en el futuro es importante registrar una patente, y no solo por problemas, también por cuestiones económicas. Porque si la patente registrada tiene éxito el inventor o empresa que la ha registrado podrá otorgar licencias de explotación para obtener beneficios del invento.

Esperamos que conocer los problemas legales más habituales a los que se suelen enfrentar las empresas españolas os sea de ayuda para en la medida de lo posible intentar evitarlos. Y es que siempre la mejor solución posible es la prevención.

 

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Últimas publicaciones

Cómo debe ser la página web de un hotel para aumentar las reservas

Hoy en día cualquier tipo de empresa independientemente de su sector de actividad necesita tener presencia activa en Internet. Pero…