Los motores de coche cuentan con tecnologías que se perfeccionan con sus evoluciones

Hoy en día tan solo basta ver una carrera del mundial de rallyes o de Fórmula 1 para darnos cuenta del gran salto adelante que ha hecho la tecnología en el mundo del automóvil. Sin embargo, aunque muchos creáis que esto solo es así en las competiciones, la realidad es que las máximas categorías del automovilismo mundial no dejan de ser un banco de pruebas para los coches de calle del futuro.

Hoy en día tan solo basta ver una carrera del mundial de rallyes o de Fórmula 1 para darnos cuenta del gran salto adelante que ha hecho la tecnología en el mundo del automóvil. Sin embargo, aunque muchos creáis que esto solo es así en las competiciones, la realidad es que las máximas categorías del automovilismo mundial no dejan de ser un banco de pruebas para los coches de calle del futuro.

En este sentido, el sistema de reconversión de energía de frenada de los Fórmula 1, los componentes híbridos de los coches del WRC o el DRS son innovaciones que hemos visto en la competición pero que ya están en muchos de nuestros coches. Así, como os decimos, la tecnología va entrando en el mundo del motor a pasos agigantados y los motores no son ajenos a estos cambios, puesto que, generación tras generación, se van actualizando para incorporar los últimos avances. Aún así, además de la tecnología más puntera, los motores también cuentan con otros elementos clave como son:

  • El bloque motor cuenta con orificios o cilindros que se encuentran unidos en una sola pieza de hierro o aluminio. A mayores de estos cilindros encontramos conductos que sirven de refrigeración y lubricación, además de para conectar el cigüeñal. Por todo ello, esta es, sin duda alguna, la pieza más importante del motor, en donde se produce la combustión, pero no siempre tiene la misma forma. La más extendida es la configuración de cuatro cilindros transversal, aunque os podrán sonar otras como la V8 con ocho cilindros dispuestos en forma de V o la W16 de Bugatti que, sin lugar a dudas, es toda una proeza de la ingeniería y de la tecnología.
  • Pistones, cigüeñal y bielas. Los pistones, sumados al cigüeñal, son las piezas que hacen posible que el coche se mueva, convirtiendo la energía de la combustión en movimiento. En este sentido, los pistones suben y bajan en el interior de los cilindros, moviendo a su vez el cigüeñal que se encuentra ubicado por debajo de forma perpendicular. La unión entre el cigüeñal y los pistones es posible gracias a la biela, que une ambas piezas y hace posible el movimiento.
  • Válvulas y árbol de levas. Las válvulas son piezas que están ubicadas encima de los cilindros y protegidas por la culata. Este último elemento, la culata, también protege el bloque en su parte superior, soportando las explosiones producidas. Si bien, en todo caso, la misión de las válvulas es introducir diferentes componentes, siendo las de admisión las que introducen combustible y aire en los cilindros y las de escape las que permiten que los gases sobrantes salgan fuera del bloque. Por su parte, el árbol de levas controla las válvulas, haciendo posible con su movimiento que se abran o cierren en el momento justo.
  • Culata y junta. La culata, tal y como os acabamos de mencionar, es el elemento que protege el bloque en su parte superior. Así, entre esta y el bloque se coloca la junta de la culta, una pieza que garantiza el sello hermético de la cámara y que, si se produce un sobrecalentamiento, la junta podrá averiarse, encontrándonos con una avería muy costosa y que, en muchos casos, nos hace mandar el coche al desguace, en función de los años que este tenga. Por ello, a fin de evitar esta situación que siempre es tan desagradable por la pena que nos da deshacernos de un coche, la realidad es que a día de hoy podemos evitarla recurriendo a Reconstruidos Mober, quienes nos pueden ofrecer una pieza completamente reconstruida y perfecta para su uso reduciendo la factura de la reparación de una forma muy considerable.
  • Cárter. Aunque no sepamos lo que es, todos nosotros alguna vez hemos oído hablar de la rotura de cárter por golpe. Y es que este recipiente se ubica justo debajo del bloque del motor y si por ejemplo pisamos alguna piedra de grandes dimensiones, podemos llegar a romperlo. Si bien es cierto que muchos coches incluyen un cubre cárter para evitar este tipo de daños, la realidad es que esta suele ser una pieza plástica que ante golpes importantes se rompe, pudiendo afectar al cárter. Además, en concreto, la función del cárter es la de proteger el motor evitando que agua, tierra o polvo entre en el interior, pero no solo eso, sino que sirve de almacenamiento de aceite, haciendo posible que la circulación del lubricante sea correcta.

¿Cuántas piezas tiene el motor de un coche?

Esta es una pregunta que, con el paso de los años, tiene cada vez una respuesta más difícil y es que hoy en día, debido a la tecnología, un coche es un auténtico puzle de miles de piezas. Si bien, según los datos de los fabricantes, actualmente, de media, un coche cuenta con unas 4.000 piezas, todas encajadas a la perfección para que sean capaces de funcionar sin ningún tipo de problemas. No obstante, como os decimos, en los motores no es fácil dictaminar cuántas piezas existen, pues hay multitud de configuraciones, pero de ese número total de piezas una gran parte se la lleva la mecánica.

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

La innovación tecnológica de la aerotermia

En el mundo actual, donde la sostenibilidad y la eficiencia energética son prioridades, la innovación tecnológica juega un papel fundamental.…

Qué generador es mejor para nuestro coche

Cuando nos planteamos la idea de hacernos con un nuevo generador eléctrico, siempre nos surgen muchas dudas relacionadas con que…

Ciencias Naturales, una asignatura fundamental en Primaria

La etapa de educación Primaria es una de las más importantes entre los jóvenes porque adquieren conocimientos necesarios para poder…