¿Qué hacer para que los hogares sean menos contaminantes?

Sí, los hogares también contaminan, lo hace indirectamente. A mayor consumo energético, mayor es la emisión de CO₂ a la atmosfera. Esto se aprecia especialmente en temporadas como el verano pasado, en el que para poder estar en casa teníamos que tener encendido el aire acondicionado todo el tiempo. Es importante aclarar que la gente no somos los principales responsables del cambio climático. Lo son las grandes empresas que contaminan y los gobiernos de los países. Nosotros podemos poner nuestro granito de arena para ralentizar la situación.

Dicen los técnicos de Crear Sur, una empresa de reformas integrales de Granada, que una vivienda eficiente energéticamente es menos contaminante. Si nuestra casa tiene un buen aislamiento térmico, gastaremos menos energía para mantener fresca la vivienda en verano y caliente en invierno.

La razón de que nuestras casas no sean eficientes no es por nuestra responsabilidad. La mayor parte de las viviendas de nuestro país tienen más de tres décadas de antigüedad. Por entonces se utilizaban materiales de construcción menos aislantes que los actuales. Hoy, podemos cambiar la situación acometiendo ciertas reformas. Estas son algunas medidas que podemos emprender en nuestro hogar:

Colocar cerramientos aislantes.

Colocar ventanas de PVC en nuestra casa es una forma de aumentar la eficiencia energética. El PVC es uno de los materiales más aislantes que se utilizan en la construcción. Separa radicalmente la temperatura del exterior de la casa de la del interior, sin producirse fugas de calor, ni de frío en ningún momento.

El PVC es un polímero termoplástico conocido por su durabilidad, resistencia y versatilidad. Cuando se trata de ventanas, estas propiedades se traducen en ventajas significativas en términos de aislamiento térmico y acústico. Uno de los aspectos clave que contribuyen a la eficacia de estas ventanas es su estructura multi-cámara. Estas cámaras o cavidades internas en el perfil de PVC ayudan a crear una barrera de aire que reduce la transferencia de calor entre el interior y el exterior de la vivienda. Esto significa que, en invierno, las ventanas de PVC evitan que el calor se escape y, en verano, impiden que el calor exterior penetre en la casa.

Por otro lado, el PVC es un material aislante del agua, la temperatura y la electricidad. Se utiliza con frecuencia en las canalizaciones sanitarias. Otros minerales como el aluminio son conductores del frío, por lo que permiten que el frío de la calle entre en nuestros hogares, necesitando más energía para calentarlos en invierno.

Existe una cierta controversia respecto al PVC porque es un derivado del petróleo. Esto es así, pero se trata de un material que se puede reciclar indefinidamente, manteniendo sus propiedades. Por lo que para seguir utilizando PVC no es necesario incrementar la extracción de crudo.

Instalar paneles solares.

Estos últimos años se ha puesto de actualidad la instalación de placas fotovoltaicas en  edificios. Un sistema que favorece el autoconsumo y reduce considerablemente la factura de la luz, ya que una parte de la energía que se consume procede de la que le proporcionan las placas solares.

Hay varias razones que han impulsado su utilización: El aumento de la conciencia ecológica de la población, el incremento del precio de la energía a límites históricos, lo que ha hecho que una parte de los usuarios inviertan sus recursos para ahorrarse algo de dinero en un futuro, y el hecho de que estas instalaciones, al igual que la colocación de ventanas de PVC, las haya subvencionado el gobierno a través del Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, financiado con fondos europeos.

La empresa Acciona, productora de esta energía, en su página web destaca cinco características beneficiosas de la energía solar:

  1. Es una energía limpia. No emite gases de efecto invernadero a la atmosfera y resulta ser una de las tecnologías más eficientes en la lucha contra el cambio climático.
  2. Es una energía inagotable. Todos los días sale el sol y nos proporciona energía. No hay riesgo de que se agote como sucede con el petróleo o con el gas natural. Es un sistema sostenible que no pone en riesgo el bienestar de las generaciones futuras.
  3. No genera residuos, ni contamina el agua. Este es un aspecto importante debido a la escasez de agua que sufre el planeta.
  4. Es una energía barata. Más allá de la fabricación de los paneles solares y de un cierto mantenimiento, no se requiere una gran inversión para obtener electricidad por este sistema.
  5. Es una fuente de riqueza y empleo. La reciente instalación de paneles solares ha creado puestos de trabajo y nuevas profesiones que eran minoritarias hasta ahora. El hecho de que un municipio instale una estación de energía solar en su término municipal es una fuente de ingresos que redunda en servicios para la población.

La colocación de placas solares en los edificios es un paso importante, pero aún queda mucho por hacer en este campo. Es necesario resolver el almacenamiento y aumentar la producción industrial de energía solar construyendo más centrales que generen esta electricidad. Más todavía en un país como el nuestro, que cuenta con más de 1700 horas de sol al año, uno de los más beneficiados de Europa en este aspecto.

Construcciones aislantes.

Desde 1930 es costumbre construir edificios y pisos con cámara de aire interna. Esto se ha practicado tanto en fachadas como en paredes interiores. Una técnica constructiva que ha mejorado el bienestar en los hogares, ya que impedía que entrara el frío de la calle.

Esta técnica consiste en que se levantan dos paredes. Una exterior y otra interior. Con un espacio de varios centímetros entre ella. En algunas ocasiones estas cámaras se cubrían con goma espuma antes de levantar la pared interior.

El desarrollo de la tecnología ha creado materiales más efectivos y fáciles de colocar, como poliutireno sintético, celulosa o fibras textiles. Se han mejorado las técnicas para aislar los edificios, incluso una vez construidos. Es el caso de los aislantes insuflados. Para aplicarlos se hace un pequeño agujero en la pared y por medio de una máquina a presión se rellena toda la cámara con una espuma que abarca toda la superficie.

Si tenemos en cuenta que podemos rellenar las cuatro paredes internas de una habitación y su falso techo, se alcanza un nivel de aislamiento térmico y acústico considerable.

Un tema interesante en los aislantes actuales es el uso de materiales reciclados y de origen natural en su fabricación. Hoy en día se emplean fibras textiles como lino, coco, algodón o se utilizan virutas de celulosa, fibra de vidrio o corcho, procedente de otros procesos industriales.

El reciclaje.

Aunque no hace referencia a la construcción, el reciclaje en los hogares es otro aspecto importante para reducir la contaminación. Es una acción consciente que los ciudadanos practicamos libremente para proteger al medio ambiente.

Dice la web Línea Verde Huelva que el reciclaje reduce la contaminación principalmente porque con él se reducen las emisiones de CEO2. Por otro lado, al darle una segunda vida a los materiales disminuye la producción de materias primas y se gastan menos recursos. Estos son algunos beneficios del reciclaje:

  • Se ahorra energía. Es menos costoso reciclar vidrio que producirlo desde cero.
  • Evita la explotación de recursos naturales. Al reciclar cartón se talan menos árboles para producir nuevas cajas de cartón, papel y embalajes.
  • Se reduce la cantidad de desechos sólidos que llegan a los vertederos. Esto hace que los vertederos de basura ocupen menos espacio y sean menos invasivos para la naturaleza y para la población.
  • Alarga la vida útil de los vertederos. Se llenan a un menor ritmo y se evita que se tengan que abrir nuevos vertederos. Algo que supone un problema para los ayuntamientos.
  • Al clasificar los residuos, se facilitan los desechos susceptibles de reutilización. Solo se almacenan en los vertederos aquellos residuos que no se pueden reciclar.
  • El reciclaje reduce considerablemente el tiempo de procesamiento y clasificación de los residuos, lo que hace que el tratamiento de basuras sea más eficaz.

El reciclaje es un proceso esencial para reducir el impacto de los residuos que genera la actividad humana sobre el medio ambiente. Hay varios tipos de reciclaje que abordan diferentes materiales y productos. El reciclaje de papel y cartón implica reutilizar estos productos para crear nuevos materiales, reduciendo la tala de árboles. El reciclaje de vidrio transforma botellas y envases en nuevos objetos de vidrio, conservando recursos naturales. El reciclaje de plástico convierte envases y productos plásticos en gránulos que pueden ser reutilizados en la fabricación. El reciclaje de metales, como el aluminio y el acero, minimiza la extracción de minerales y reduce la energía necesaria para la producción. Cada tipo de reciclaje contribuye a la conservación de recursos y a la mitigación de la contaminación, fomentando un ciclo más sostenible de consumo y de producción.

Lo mejor de gran parte de las acciones que hemos visto en este artículo es que nos permiten un ahorro económico a medio y largo plazo, tanto individual como colectivo, al tiempo que protegemos al planeta.

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

Consejos para reformar una casa de pueblo

Si tienes una casa en el pueblo, a veces es necesario realizar reformas, como arreglar el tejado o renovar las…

Sistemas de calefacción para tu hogar

La comodidad y el bienestar en el hogar son aspectos fundamentales para cualquier persona. Uno de los elementos clave para…

8 formas de reducir el impacto ambiental en el hogar

El cuidado del medio ambiente es un tema que cada vez preocupa más a la sociedad. Si a ti también…