Cómo saber si tu perro tiene fiebre

La fiebre en perros al igual que en humanos es un mecanismo de defensa del organismo para combatir agentes patógenos. Así la fiebre en un perro puede ser síntoma de infección o inflamación. Es por ello importante saber cuándo tu can tiene fiebre y deberías saber detectarla para poder llevar a tu mascota al veterinario para saber qué le ocurre. Así, en este artículo te vamos a explicar cómo saber si tu perro tiene fiebre, pero también te vamos a indicar cómo debes medir la temperatura a tu perro.

  • La temperatura correcta de un perro

El primer factor a tener en cuenta sobre la fiebre de perros es que la temperatura normal de un can no es igual a la de un ser humano. Además, en estas mascotas la temperatura corporal varía en función de la etapa de su vida.

Normalmente la temperatura habitual de los cachorros se encuentra entre 34.4 y 36.1 grados, aunque hay que señalar que los cachorros no controlan todavía bien la temperatura por lo que si aprecias cambios puede encontrarse dentro de la normalidad.

Posteriormente, en la etapa adulta la temperatura norma se sitúa entre 38,5 y 39 grados centígrados. También hay que señalar que varía en el caso de perras embarazas, bajando esta temperatura habitual a los 37 grados.

En definitiva, la temperatura media de un perro se encuentra en los 38.5 grados prácticamente. Por lo que la fiebre se suele dar a partir de los 39 grados. Aunque hay que tener en cuenta en la etapa en la que se encuentra para saber si temperatura es la correcta. Pero en cualquier caso si tu perro tiene más de 40 grados visita a tu veterinario de confianza cuanto antes porque este valor puede ser síntoma de alguna enfermedad que hay que tratar cuanto antes.

  • ¿Cómo tomar la temperatura a un perro con termómetro?

Y ahora que ya sabes las temperaturas habituales en canes puede que te estés preguntando cómo tomar la temperatura. Pues bien, lo primero que necesitarás es un termómetro. En el mercado existen termómetros especiales para perros que se pueden comprar por un módico precio. Normalmente los modelos más básicos se pueden comprar por 6-7 euros, aunque el precio puede subir en función de las características del termómetro.

Aunque si no tienes un termómetro para perros puedes utilizar el que tengas para tu propio uso. Aunque si lo haces debes desinfectarlo posteriormente con alcohol para evitar bacterias. También si tienes un termómetro sin contacto puede ser la mejor opción y si no cuentas con uno puedes optar por comprar un artículo de este tipo ya que lo podrás usar tú y tu mascota. Sobre este tipo de termómetros los expertos indican que los mejores son los pirómetros ópticos. “Los pirómetros ópticos para medir la fiebre están diseñados especialmente para cumplir esta misión, se tratan de termómetros sin contacto que permiten una medición rápida y eficaz de la fiebre. Hay que indicar que los termómetros infrarrojos que no son clínicos o las cámaras termográficas industriales no miden la temperatura corporal, si no la temperatura de la piel y se ven afectados por la temperatura ambiente por lo que su medición no es fiable. En una persona sana, un termómetro común registraría aproximadamente 33.5 º C, muy lejos de los 37 º C reales. Por lo que si quieres un termómetro de calidad para medir la fiebre deberías apostar por los pirómetros ópticos”, explican desde Ibertrónix Infrared & Vision S.L, empresa especializada en la medición de temperatura mediante sistemas termográficos y pirómetros infrarrojos.

Por lo que este tipo de aparatos te pueden resultar muy útiles para medir tu temperatura corporal como la de tu mascota, especialmente porque son sin contacto. Y es que si no se opta por termómetros sin contacto la mejor opción para medir la temperatura de tu perro es a través de vía rectal, ya que es la única forma de que el termómetro esté en contacto durante la medición con el animal.

Recuerda que medir la fiebre tan solo debe ser una manera de saber si tu animal no tiene una temperatura corporal adecuada. Pero si tras la medición sale una temperatura elevada deberías visitar al veterinario. Tú no debes intentar administrar ningún tipo de fármaco a tu mascota, debe ser un profesional que tras la exploración detecte la enfermedad o causa de la fiebre y le ponga remedio en base al conocimiento y la experiencia. Hasta entonces, lo único que puedes hacer es administrar agua a tu mascota para que se mantenga hidratado o humedecer un poco su piel.

 

Deja una respuesta