¿Cómo cuidar el jardín?

Es muy importante cuidar el jardín, porque las plantas lo convierten en un lugar perfecto para disfrutar de él, mientras leemos un libro o vemos el atardecer. El jardín es un sitio agradable y acogedor, pero si no se cuida, todo se llena de hojas y las flores se ponen mustias.

Es muy importante cuidar el jardín, porque las plantas lo convierten en un lugar perfecto para disfrutar de él, mientras leemos un libro o vemos el atardecer. El jardín es un sitio agradable y acogedor, pero si no se cuida, todo se llena de hojas y las flores se ponen mustias.

Aprovecha el fin de semana para ponerte manos a la obra y empezar a sembrar flores o un pequeño huerto. Para cuidar el jardín necesitas herramientas necesarias, sustratos para poder plantar, abonos para que todo crezca, etc.

Busca un lugar adecuado para guardar tus herramientas, deben estar protegidas de la intemperie para evitar que se deterioren. Los psicólogos informan que cuidar de las plantas, es una actividad terapéutica capaz de fomentar la relajación, mejorar la autoestima y reducir el estrés.

Si quieres un jardín perfecto, te recomendamos las siguientes herramientas.

Sustrato

El suelo debe tener una proporción adecuada, es decir, 60% de sustrato que le aporte estructura y un 40% de sustrato que funcione como abono. Puedes optar por el humus de lombriz.

Los profesionales de Vermiduero explican que elaboran el humus de lombriz a partir de estiércol equino y ovino. Y puede usarse para todo tipo de cultivo, porque no existe riesgo de toxicidad ni posibilidad de dañar a la planta por aplicaciones excesivas.

Abonos

Es fundamental un buen abono para que las plantas crezcan.

Herramientas de jardín

Para cuidar el jardín son necesarias algunas herramientas para plantar, trasplantar o preparar macetas. Las más importantes son unas tijeras de podar, rastrillo de mano, paleta, tenedor de mano, pala de trasplante, escarbador y sembrador.

Suelen ser de acero inoxidable para una mayor durabilidad, pero también hay herramientas de aluminio, mucho más ligeras. Es aconsejable limpiar las herramientas después de usarlas con un trapo húmedo y secarlas para que no se oxiden.

Manguera

En un jardín no puede faltar una manguera, lo ideal es que sea de unos 15 metros. Si tu jardín tiene un huerto o muchas plantas, el sistema de riego más adecuado es el de gota a gota, porque aportará un caudal de agua adecuado y ahorrarás en la factura del agua. Elige una manguera fabricada en un material resistente a los rayos UV y equípala con una lanza o pistola.

Regadera

Si tu jardín es pequeño opta por una regadera, en las tiendas especializadas en jardinería puedes encontrar varios tamaños, formas y materiales. Las más habituales son las de acero galvanizado y las de plástico. No elijas una regadera demasiado grande, porque cuando esté llena de agua, te costará manejarla.

Tijeras de podar

Para podar las flores y los árboles es necesario unas tijeras especiales para realizar esta función. Si es de acero inoxidable ofrece una mayor protección contra la oxidación y evita el contagio de plagas.

Lo ideal es tener al menos dos, una pequeña para podar plantas pequeñas, y otra más grande para cortar ramas gruesas. Para llegar a las ramas más altas, es aconsejable que la tijera tenga los mangos largos. Opta por herramientas de calidad para que te duren mucho tiempo.

Guantes protectores

Protege tus manos de heridas, arañazos o quemaduras. Opta por unos guantes resistentes y cómodos para podar, trasplantar, regar o fumigar.

Escoba o rastrillo

En otoño las hojas de los árboles y arbustos caducos comienzan a caer, por lo que es fundamental una escoba o rastrillo, porque te ayudará a recoger las hojas secas. Existen escobas de púas planas, para limpiar el césped sin estropearlo, y de púas redondas, para recoger hojas y ramas pequeñas.

Riesgo en aspersión

También puedes optar por un aspersor que se conecte a una manguera. Se puede colocar en alto con el tubo prolongador de unos 20 cm para refrescar las flores altas o alcanzar más distancia.

Cortacésped

Los cortacéspedes pueden ser manuales, de gasolina, eléctricos o de batería. Si tu jardín es grande, opta por un cortacésped de gasolina o batería, pero si tu jardín es pequeño te vendrá mejor uno manual.

Cortacésped eléctrico

El diario La Vanguardia explica que el cortacésped eléctrico lleva un motor instalado para mover de forma automática las cuchillas de acero inoxidable que lleva instaladas en la parte inferior. Es una máquina inteligente que, en la mayoría de los casos, se puede controlar de manera remota.

Desbrozadora

Para que tu jardín esté bonito y perfecto, debes acabar con las malas hierbas. La desbrozadora es una herramienta clave para tener un jardín cuidado.

Cortasetos

El cortasetos es una herramienta que recorta los setos, aunque también sirve para darle forma a cualquier arbusto. Puedes encontrar cortasetos a gasolina, eléctricos y a batería, y de diferentes potencias.

Pulverizadores

Son muy útiles para poder aplicar al jardín los tratamientos fitosanitarios que necesitan las plantas, como los insecticidas, fungicidas, abonos o los fertilizantes que se pulverizan sobre las hojas.

Puedes optar por uno pequeño, de tipo botella, para espacios muy reducidos, o pulverizadores más grandes, de tipo mochila, para pulverizar grandes áreas del jardín.

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

¿Para qué sirven los fertilizantes de plantas?

En este artículo se va a dar información sobre los fertilizantes y es que son sustancias que cuentan con muchos…

Cítricos, más allá de la naranja

Vitamina C es lo que nos viene a la mente cuando hablamos de naranja. La fruta cítrica por excelencia en…

La importancia de la agricultura en España

La Importancia de la Agricultura en España es fundamental, más de lo que pueda parecer. Hablamos de un sector de…