Lanzarote, una isla verde para unas vacaciones sostenibles

Cada vez son más los turistas que lo que pretenden es hacer un turismo ecológico. Es decir, acudir a sitios que no estén muy masificados, donde la contaminación no sea la protagonista, donde se pueda desconectar mentalmente y físicamente, es decir, que puedas apagar tu móvil sin problemas. Además, poder respirar aire puro y ver paisajes verdes. Es decir, es lo denominado como turismo sostenible.

Cada vez son más los turistas que lo que pretenden es hacer un turismo ecológico. Es decir, acudir a sitios que no estén muy masificados, donde la contaminación no sea la protagonista, donde se pueda desconectar mentalmente y físicamente, es decir, que puedas apagar tu móvil sin problemas. Además, poder respirar aire puro y ver paisajes verdes. Es decir, es lo denominado como turismo sostenible.

Pues bien, yo tengo el lugar perfecto para hacer este tipo de turismo: Lanzarote. Sin duda una isla verde para unas vacaciones sostenibles. ¿has estado alguna vez ¿yo dos veces, y la verdad es que el adjetivo de isla verde está muy bien puesto.

Sostenible

Lanzarote, como todas las demás islas Canarias, es el producto de los procesos geológicos derivados de la apertura del Atlántico, iniciado en el Mesozoico. Lanzarote fue la segunda reserva de Biosfera de Canarias. Un lugar donde hay una perfecta simbiosis entre ser humano y naturaleza.

Lanzarote cuenta con una espectacular naturaleza, tanto en lo que se refiere a paisajes, siendo estos uno de sus principales atractivos turísticos, como en cuanto a la flora y la fauna insular, plagada de endemismos. Además, la isla ha estado a la vanguardia de Canarias en lo referente a conciencia ambiental, como demuestra su pionero marco legal para la ordenación del territorio o la negociación de moratorias para la construcción, intentando lograr un perfecto equilibrio entre desarrollo turístico y preservación del medio natural. Todo ello se vería recompensado con la declaración de la isla como Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1993. En la actualidad, el 42 % del territorio de la isla se encuentra protegido bajo alguna de las figuras de conservación que contemplan las leyes canarias.

Timanfaya

El parque nacional de Timanfaya, declarado como tal en agosto de 1974. Se trata de una superficie de algo más de 50 km² en la que se pueden observar más de 25 volcanes, aparte de campos de lavas, lapillis y escorias volcánicas en perfecto estado de conservación. En su interior se encuentra el parque natural de las Montañas del Fuego, donde se ubica el centro de visitantes del Islote de Hilario, gestionado por el Cabildo. Este espacio conserva aún cierta actividad volcánica, como demuestran las emanaciones de calor que produce la tierra

Mi recomendación

Los Jameos del Agua son un espacio natural y un centro de arte, cultura y turismo localizado en el municipio de Haría, en el norte de la isla. Los Jameos del Agua se encuentran situados en la sección de este túnel más cercano a la costa. Está formado por al menos tres jameos o aberturas en el terreno. El Jameo Chico por donde se realiza el acceso al interior, el Jameo Grande y un tercero, denominado Jameo de la Cazuela. La verdad es que vas a flipar.

En su gastronomía, no faltan los productos del agro insular, fundamentalmente de secano. Tienen especial fama las cebollas, batatas, papas, lentejas y calabazas cultivadas en la isla, así como el millo o maíz. Estos alimentos son la base de platos y tapas como las papas arrugadas con mojo, el caldo de millo, el caldo de papas, los potajes. También sirven como acompañamiento en recetas como la del típico puchero canario. En el caso de los granos, ya sea el trigo o el millo, tienen especial relevancia pues sirven para la elaboración del ancestral gofio canario, utilizado como ingrediente en infinidad de recetas.

Cuando he estado me alojé en un lugar que también podemos catalogar de sostenible. Era la Villa Suite isabela, y la verdad es que era el auténtico paraíso. Este lugar dispone de una magnífica piscina climatizada con 12 metros de largo, ideal para nadar y entretenimiento gracias a su baja profundidad, con una zona adaptada para niños de 50 cm y con chorros de spa y cascada, rodeada de una terraza con suelo de madera tropical antideslizante, agradable tacto y temperatura. El acceso a la piscina tiene puertas con cierre.

Ten en cuenta que junto con el alquiler de esta villa con piscina privada podrás disfrutar del sol durante todo el día, gracias a su orientación hacia el sur y siempre con sus maravillosas vistas al mar. Ya es la guinda a una isla maravillosa, que además cumple con todos los criterios de sostenible, tan vital en estos días. Y es que tenemos que pensar en dejar a nuestros hijos y nietos un mundo mejor, y esta es la manera más sencilla de hacerlo.

 

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

Escalada, lo mejor para mantenerte en forma

Cada vez son más los que buscan unas vacaciones originales. Aunque muchos siguen disfrutando de un SPA o de un…

¿Cómo es la gastronomía de Huesca?

Si te encanta los deportes de invierno, como el esquí pero no sabes dónde practicar este deporte, te aconsejamos Cerler…

Lo que no te puedes perder si visitas la Sierra de Francia

Hace unos años, por supuesto antes de la pandemia, decidí hacer una visita a la Sierra de Francia, en Salamanca.…