El placer de viajar en caravana.

¿Cansado de buscar hotel cada vez que preparas un viaje? ¿Cansado de tours organizados para tus vacaciones? Hay otra forma de viajar. Llevando tu apartamento contigo y aparcándolo donde tú quieras. Junto al mar. En el campo. Cerca de la ciudad que quieres visitar. Las caravanas son símbolo de libertad. Reflejo de un espíritu indómito. Un vehículo para correr aventuras. Un instrumento con el que romper, por unos días, con la realidad tan encorsetada en la que vivimos.

¿Cansado de buscar hotel cada vez que preparas un viaje? ¿Cansado de tours organizados para tus vacaciones? Hay otra forma de viajar. Llevando tu apartamento contigo y aparcándolo donde tú quieras. Junto al mar. En el campo. Cerca de la ciudad que quieres visitar. Las caravanas son símbolo de libertad. Reflejo de un espíritu indómito. Un vehículo para correr aventuras. Un instrumento con el que romper, por unos días, con la realidad tan encorsetada en la que vivimos.

Las caravanas y autocaravanas provienen de las carretas de los nómadas. Los camerinos rodantes de los artistas de circo y de los cómicos. De la gente del cine, en plena época de rodajes. De los vendedores ambulantes que iban de pueblo en pueblo buscando ferias en las que colocar el tenderete. En los años 60 se asoció, en cierta medida, a la cultura pop y sobre todo al movimiento hippy. Un movimiento juvenil que pretendía romper con las formas de organización y relación social imperantes. Las caravanas se suben al carro del cambio cultural moderno. Aumentan su popularidad y se convierten en una alternativa de ocio vacacional.

Las caravanas en el cine.

Las caravanas tienen un lugar destacado en el séptimo arte. Escenas de algunas películas famosas se han rodado en ellas. A veces son un personaje más del film. En Orange TV nos hablan del papel que juegan estos vehículos en ciertas series y películas.

En la película “Kill Bill”, en la que Quentin Tarantino rinde homenaje al cine de artes marciales, hay varias escenas de lucha trepidante que se desarrollan dentro de una caravana. Uma Thurman, la novia despechada, tras despertar de un coma de 4 años, realiza un recorrido para vengarse uno por uno de los asesinos que participaron en la muerte de su novio e intentaron matarla durante la ceremonia de su boda. Sus enemigos son antiguos compañeros de una banda de asesinos a la que ella pertenecía. Curiosamente, todos son mujeres, menos Bill, su maestro y examante, y Budd, un antiguo sicario que se esconde de su pasado viviendo en una caravana en mitad del campo y trabajando de portero en un club de carretera.

Tarantino aparece también, esta vez como actor y coguionista, en “Abierto hasta el amanecer.” Buena parte de la película se desarrolla en una caravana. Dos hermanos fugitivos secuestran a un hombre que viaja con sus hijos adolescentes en una autocaravana. En ella pretenden escapar a México y huir de la justicia. Tras pasar la frontera, terminan la noche en un bar de moteros que resulta ser un nido de vampiros.

La caravana aparece en varias escenas de “Brokeback Mountain”, una película de temática LGTBI estrenada en el 2005. Dos jóvenes cowboys se enamoran cuando son contratados para conducir a un rebaño de ovejas por las montañas de Wyoming, el interior rural de EEUU, estricto y opresor. Los dos hombres mantendrán en secreto una relación que durará el resto de sus vidas.

En “pequeña Miss Sunshine” una familia entera atraviesa EEUU para presentar a su hija pequeña a concursos de belleza. La niña de 7 años, bajita, con gafas y un poco rechoncha, representa el nexo de unión de una familia disfuncional que hace aguas por todos sitios.

Jack Nicholsons se monta en una autocaravana para reorganizar su vida en “A propósito de Schmidt.” En la película, el actor interpreta a un hombre que se acaba de jubilar de la empresa en la que lleva trabajando toda la vida y asiste a la defunción de su esposa, con la que llevaba casado desde joven. Su vida cambia radicalmente. Movido por el deseo de impedir la boda de su hija, emprende un viaje en el que descubre paisajes que desconocía y se autodescubre así mismo.

Las autocaravanas en la literatura.

Las caravanas han dado el salto a los libros y a las novelas. “Doctor sueño”, la secuela literaria de “El resplandor”, escrita por Stephen King, está ambientada en un entorno de autocaravanas. En estos vehículos viajan seres inmortales que se alimentan del miedo de niños con dones paranormales, el “resplandor”, el poder que tenía Danny Torrance cuando era pequeño y vivía con su padre cuidando el hotel vacío de Overlook. Ahora Danny tiene 40 años y es alcohólico. Por medio de amigos comunes conoce a Abra Stone. Una niña de 12 años que posé la misma habilidad que tenía él. La niña se siente perseguida por los seres malignos. Juntos van a un camping de caravanas donde el protagonista tendrá que enfrentarse a sus fantasmas del presente y del pasado.

En el 2010, el periodista vasco Fermín Etxegoien publicó «Autocaravana», una novela escrita originariamente en euskera, que ganó el premio de la crítica a nivel nacional y el premio Euskadi de literatura. El propio autor lo tradujo al castellano para una edición posterior. El protagonista, un cuarentón divorciado y padre de una niña pequeña, deja su trabajo y su residencia en Bilbao para trasladarse a su pueblo natal. Allí trabajará como comercial de una cooperativa euscalduna. Un retrato de la sociedad vasca actual, diversa y variopinta. Con relaciones entre vascos de distinto origen, distinta lengua y diferente edad. En donde se percibe el contraste entre el campo y la ciudad, el hombre y la mujer, y donde la acción se precipita hacia un final sorprendente.

“El viaje de sus vidas”, escrito por Michael Zoodorian, es un alegato vitalista. Un grito desesperado por aferrarse a la vida. Una pareja de ancianos, él con alzhéimer y ella con cáncer, deciden escapar de la supervisión de sus hijos y médicos y emprender una última aventura. Algo tan necesario como la medicina que toman para combatir sus enfermedades. El deseo de realizar un viaje soñado y de sentir que son dueños de sus vidas antes de que las condiciones de salud se lo impidan para siempre. Una bonita novela que años más tarde fue llevada al cine, protagonizada por Donald Sutherland y Hellen Mirrer.

Dónde aparcar la caravana.

Caravanas Cruz nos comentan que un viaje en caravana no tiene nada que ver con ningún otro tipo de viaje. Es una experiencia única. Sin embargo, no puedes estacionar la caravana o autocaravana en cualquier sitio, y menos convertir una plaza de aparcamiento corriente en una parcela para caravanas. Olvídate de la idea de pernoctar junto a la playa donde te quieres bañar o de comer dentro de tu casa rodante al lado del museo que quieres visitar.

Las grandes ciudades españolas y el litoral costero cuenta con zonas, no muy lejos de los núcleos urbanos donde estacionar tu caravana. Son las áreas públicas. En ellas tienes conexión a la luz eléctrica, duchas, baños, suministro de agua y suelen estar próximas a supermercados y áreas de servicio.

Algunas valoradas por los usuarios son: La Gunea (Vitoria-Gasteiz) con plaza para 39 caravanas, cuenta con servicios como vaciado de aguas y llenado de tanques. Los miércoles se celebra al lado un mercadillo. Desde ahí es sencillo llegar al casco antiguo de Vitoria y visitar la ciudad. Se puede permanecer en el área hasta tres días consecutivos. Ágreda (Provincia de Soria) Está situado en un paraje natural, con una gran arboleda. Cuenta con un merendero, barbacoas, duchas, baños y un bar dentro del recinto. Se puede ir andando al pueblo, considerado bien de interés cultural, con iglesias, palacetes y una muralla medieval. El Grau (Castellón), es donde está situada la playa y el puerto de Castellón de la Plana. Puedes estacionar un máximo de dos días. Es un barrio con vida durante todo el año, con una gran oferta de restauración y ocio, incluidos cines y un centro comercial. Un lugar donde aparcar cerca de la playa.

Parecidas a las anteriores son las áreas de uso privado. Están gestionadas por empresas, cuentan con todos los servicios y además ofrecen wifi y seguridad por videovigilancia. Son de pago y no hay límite de días por estacionamiento, mientras se abone la estancia. En Madrid encuentras áreas de este tipo en Buitrago de Lozoya, en el Polígono industrial Los Olivos (entre Villaverde y Getafe) y en Osona (junto al barrio de Barajas). En Barcelona están el estacionamiento Iglesias (en la montaña de Montjuic), en Cabrera (cerca de la playa) o en Santa Coloma de Cervelló.

Otra opción muy utilizada son los campings habilitados para autocaravanas. Desde ellos puedes hacer escapadas turísticas o pasar el tiempo vacacional dentro del camping. No hay límite de permanencia de tiempo y disponen de todos los servicios de un área y otros propios de estas instalaciones, como lavandería y hasta antena de TV. Cabe destacar el de Alcalá Camper Camp (Alcalá la Real, Jaén), desde donde puedes visitar Córdoba y Granada. Las dunas (Puerto de Santa María, Cádiz), cerca de la playa, en un paraje natural privilegiado conformado por flora autóctona. O el Tamariz Beach Resort (provincia de Tarragona), en la costa dorada catalana.

Viajar en caravana te posibilita, durante una temporada, llevar una vida distinta a la que llevas habitualmente, con comodidad y con una amplia libertad de movimiento.

 

Comparte este artículo
Últimas publicaciones

Escalada, lo mejor para mantenerte en forma

Cada vez son más los que buscan unas vacaciones originales. Aunque muchos siguen disfrutando de un SPA o de un…

¿Cómo es la gastronomía de Huesca?

Si te encanta los deportes de invierno, como el esquí pero no sabes dónde practicar este deporte, te aconsejamos Cerler…

Lo que no te puedes perder si visitas la Sierra de Francia

Hace unos años, por supuesto antes de la pandemia, decidí hacer una visita a la Sierra de Francia, en Salamanca.…