Productos de pastelería y bollería artesanales

La comunidad autónoma de Galicia, con el fin de potenciar, promocionar, defender y regular la producción de alimentos de manera artesanal, aprobó la Orden de 16 de febrero de 2022, por la que se aprueban diversas normas técnicas y los distintivos identificadores de la artesanía alimentaria, incluyendo dentro del Grupo 11, los productos de panadería, confitería, pastelería y pastas alimenticias.

La comunidad autónoma de Galicia, con el fin de potenciar, promocionar, defender y regular la producción de alimentos de manera artesanal, aprobó la Orden de 16 de febrero de 2022, por la que se aprueban diversas normas técnicas y los distintivos identificadores de la artesanía alimentaria, incluyendo dentro del Grupo 11, los productos de panadería, confitería, pastelería y pastas alimenticias.

La elaboración de estos productos debe responder a las fórmulas tradicionales propias de los maestros y maestras artesanales, por lo que deberán ser elaborados con materias primas autorizadas como harina de trigo y/o de otros cereales, agua potable, leche entera, total o parcialmente desnatada, concentrada o condensada, nata o yogur, sustancias aromatizantes naturales, etc., tal y como se especifica en el artículo 4 de dicha Orden.

El proceso de cocción de estos productos artesanales se realizará a través de combustibles sólidos, líquidos, gaseosos o eléctricos, teniendo en cuenta que cuando se empleen combustibles sólidos y las masas en cocción estén en contacto con el humo o los gases desprendidos de la combustión, tendrán que ser de naturaleza que no puedan originar una contaminación nociva de los productos elaborados, estando prohibido el uso de cañas,  espigas de maíz o cualquier otro material sólido que pueda depositar algún resto o partícula sobre la masa en cocción. Cuando se empleen combustibles líquidos o gaseosos, las masas en cocción no se podrán poner en contacto con los humos o gases de la combustión.

El artículo 5.2 de la Orden específica y establece como prácticas prohibidas las siguientes:

  • El empleo de hornos de cinta o de sistemas similares.
  • El empleo de aditivos, salvo los edulcorantes para los productos dietéticos.
  • El empleo de masas preparadas, precocidas o congeladas.
  • El empleo de mezclas de ingredientes comerciales previamente preparados para la elaboración de masas, cremas, coberturas y rellenos.
  • La adición de edulcorantes a aquellos productos que no tengan la consideración de dietéticos.
  • El empleo de levaduras distintas de la levadura prensada y masa madre para la elaboración de masas.

No obstante, se permitirá la mecanización parcial de ciertas partes del proceso productivo, como por ejemplo la mezcla, el batido y el amasado de los ingredientes, la laminación, dosificación, el envasado, etc., siempre y cuando este se lleve a cabo mediante operaciones de procesamiento discontinuas, intermitentes o por cargas que requieran la intervención expresa del artesano o de la artesana. La formación de las piezas, su decoración, así como el acabado de los productos, se deberá realizar única y exclusivamente de forma manual.

Por norma general la venta al público se realizará mediante el producto envasado. En el caso de que el artesano/a tenga algún punto de venta propio, en este local el producto se podrá vender sin envasar. Teniendo en cuenta en todo momento que los productos elaborados conforme esta normativa y que por tanto tengan la consideración de producto artesanal deberán estar identificados y diferenciados de otros productos, de forma que no den lugar a una posible confusión y que no se puedan identificar como productos artesanales productos que no lo son.

Como productos de pastelería y bollería artesanales típicos de Galicia, entre otros, se pueden citar los siguientes: bica, torta de millo, larpeira, filloas, orellas, flores de entroido, torta de roxóns, rosquillas de follado, mantecados das Pontes, roscón, etc. Sin duda alguna, en Galicia encontramos una amplia variedad de bollería y pastelería, tal y como también sucede en las franquicias de cafeterias El molí pan y café, donde, además de buen pan y buen café, también ofrecen productos de pastelería y bollería que, sin lugar a dudas, hacen las delicias de todos los consumidores.

La denominación de artesanía, un abanico para diversos sectores tradicionales

Bajo la genérica denominación de artesanía se engloban múltiples sectores, como pueden ser:

  • La alfarería. Desde tiempos inmemorables el hombre se ha valido del barro para elaborar utensilios para el hogar y herramientas para el campo. Actualmente existe un renacer de este oficio que une la utilización de técnicas tradicionales con la incorporación de nuevos diseños, estilos, esmaltes…, lo que lo convierte en un sector artesanal de alta calidad.
  • El textil. Las piezas textiles elaboradas con tejidos naturales como el lino, la seda, la lana… y tejidas en los antiguos telares o a mano, se convierten en piezas únicas. Famosos también son los encajes de Camariñas, importante muestra de la artesanía popular.
  • La orfebrería y joyería. La orfebrería es la técnica más antigua que se conoce de realizar joyas artesanales. Cuando se habla de joyería artesanal, hablamos de joyería personalizada, de piezas únicas, exclusivas, donde la parte creativa y de trabajo se unen dando como resultado una forma y diseño deseado.
Comparte este artículo
Últimas publicaciones

Quienes usan joyas también se preocupan por el medioambiente

El sector de las joyerías y relojerías es uno de los que están experimentando un mayor impacto en lo relativo…

Transformación de un local en vivienda

En el mundo en constante evolución de la arquitectura y la vivienda, la transformación de un local comercial en una…

¿Cómo son las despedidas de solteros mixtas?

La despedida de soltera se puede celebrar en un barco, en una casa rural, en un vagón del AVE o…